Según informaba el pasado viernes “Variety”, publicación especializada en el sector del entretenimiento, el emblemático humo negro de la serie “Perdidos” protagonizará su propia telecomedia, tal y como hizo en su día Kelsey Grammer, dando el salto del personaje secundario Frasier Crane en “Cheers” a protagonista en “Frasier”. El humo negro (Jerry) abandona La Isla y se traslada a Los Ángeles para regentar el O’Malley’s, un antiguo y decrépito pub irlandés que ha heredado de un familiar. Aunque tenía la intención de vender el negocio, al final del primer capítulo el protagonista decidirá trabajar en él con la ayuda de una alegre y respondona camarera y de Jesús, un mexicano que ante cualquier circunstancia responde con la muletilla “Ay mamita, pobrecito Jesús”, con marcado acento latino y en complicidad con la audiencia. La serie se llama “Jerry”, el nombre del humo, que se mostrará como un tipo egocéntrico y mujeriego, más preocupado en conocer chicas que en sacar el bar adelante.

“Jerry saltará de relación en relación sin darse cuenta de que en realidad está enamorado de la camarera. Cuando él tenga interés en ella, ella lo perderá y al revés. Y así, vendiendo humo, hasta la temporada 5 por lo menos. Luego quizá algún beso furtivo, y un viaje a Las Vegas en un episodio doble que culmine en boda y que implique un divorcio al día siguiente pese a que ambos se aman”, explican los productores de la cadena ABC, defendiendo en todo momento la vis cómica del humo y su capacidad para hacer reír.

Será padre soltero a partir de la segunda temporada

La contrapartida a los escarceos amorosos de Jerry será Mindy, la camarera, a la que los productores definen como “una mujer de armas tomar” que siempre es capaz de responder con comentarios insinuantes: “Ella siempre estará bajándole los humos a Jerry, nunca mejor dicho. Y responderá cosas como ‘En la cama es como todos los hombres, mucho hablar y al final toooooodo se queda en humo’, y la gente estalla en aplausos y vítores”.

Por el pub irlandés también pasarán famosos y otros personajes de Lost: la popular escotilla se quedará a dormir un par de días en el bar, causando algunos divertidos enredos “con erótico resultado”. Siempre que aparezca un famoso en la serie, el público -la serie se graba en directo- estará obligado a recibirlo con aplausos y silbidos de aprobación.