El nivel cultural de las cárceles chinas sigue imbatible. Cuba no ha conseguido igualar el ritmo del país asiático, que ha ido poblando sus cárceles de artistas hasta convertirse en líder mundial y auténtico referente intelectual. Cuba lideró el podio hasta finales de 2007, siendo luego desbancada por el coloso asiático, que ha logrado reclutar en los últimos años a los mejores poetas y escritores del país.

“Los más grandes artistas y poetas que ha dado nuestra nación están durmiendo en la cárcel, pero nos hemos querido centrar también en los bloggers. Las nuevas tecnologías han dado lugar a formas muy novedosas e interesantes de expresión que también han resultado altamente eficaces para expresar las injusticias”, explicaba a los medios un portavoz del gobierno chino.

China invierte muchos esfuerzos valorando y seleccionando la obra de cualquiera de los artistas del país. “Y eso se nota: en las paredes de las celdas de cualquiera de nuestras prisiones pueden encontrarse versos de una belleza desgarradora y contundente rascados con las uñas o escritos con sangre, porque nuestros poetas son así de efusivos”, explicaba el portavoz. Lamentaba, eso sí, que la mayoría de poemas que se escriben tienda a hablar de evasión espiritual y de la libertad. “Intentaremos cambiar eso con diversos programas inspiracionales. Trabajos forzados, por ejemplo. Este año esperamos poder publicar una antología de poemas sobre la construcción de presas y carreteras”.

En España, la situación es muy distinta: el nivel intelectual y artístico de nuestras cárceles está muy por debajo del que tenía hace cuatro décadas cuando, en pleno franquismo, se habló de un Siglo de Oro de las Instituciones Penitenciarias. Desde el Gobierno y las instituciones judiciales se está trabajando para restaurar ese potencial cultural. “Estamos muy lejos de poder acercarnos a un gigante como China porque aquí lo único que hay son rateros y mangantes”, explica un fiscal. “Hace años que no escucho una sola canción que me conmueva”.