Leonor de Todos los Santos de Borbón Ortiz, primogénita de los Príncipes de Asturias, ha solicitado fervientemente al rey don Juan Carlos que inicie cuanto antes los trámites pertinentes para proceder a la decapitación de Sergio Torrijas, de 6 años de edad, que comparte pupitre con Leonor en el colegio Santa María de los Rosales. Al parecer, el niño lleva meses fastidiando a la infanta de España y perjudicando con ello su rendimiento académico. “La niña ha tenido paciencia pero el otro la ha llevado al límite”, explican fuentes del centro escolar.

Los padres de Sergio Torrijas han rogado a la Casa Real que no se exagere “una circunstancia molesta pero al mismo tiempo muy normal cuando se tienen seis años”. Sergio, que podría no comprender aún el significado del término “decapitar”, sigue llamando “puta” a la infanta Leonor. “Les hemos separado físicamente en clase pero Sergio le deja notas en la cartera donde insiste en llamarla ‘puta'”, declaran los profesores.

“Los que se pelean se desean”

Miembros del personal docente sugieren que existe cierta atracción entre Sergio y Leonor, cosa que motiva las frecuentes pullas del niño. “Es el típico ritual de cortejo. Él la llama puta y ella quiere cortarle la cabeza. Lo malo en este caso es que la niña tiene influencias y el tema podría desbordarse si no se aplica el sentido común”, advierte Román Salcedo, profesor de ética del centro. De momento, la Casa Real no se ha pronunciado respecto a este asunto y en el colegio aseguran que “el conflicto se está evaluando y se resolverá de la mejor manera para los niños y para España”.

Desde hace una semana, Sergio Torrijas no ha acudido al colegio y sus padres aseguran que sufre un resfriado. Pese a ello, todo hace pensar que la familia del niño intentará apartarlo de la infanta hasta que se decida a dejar de provocarla. “Cuanto más serio se pone el asunto, más insiste él en llamarla ‘puta’. Habrá heredado los genes de su tío el republicano. Si le cortan la cabeza yo no sé qué será de él en el futuro”, se lamentaba la madre de Sergio.