Este empresario, de tan solo 30 años, dejó su trabajo en el bar Los Muchachos y buscó financiación para desarrollar la red social que, según él, “hará que los abuelos ya no tengan que salir de casa para presumir de cojera, mal aliento o nueva dentadura”. Marín ha utilizado como referencia webs populares como “Hot or Not”, en la que los usuarios suben fotos de sí mismos y el resto de participantes puntúa su atractivo. En Faceweak se sustituye el atractivo de los jóvenes por niveles de enfermedad y decrepitud. “Los abuelos encuentran un placer extraño en decir que les han operado ocho veces o que un joven no les cedió asiento en el bus. Esta nueva red social les ofrece un entorno virtual adecuado para sus quejas”. Un algoritmo automático comparará los historiales médicos de los usuarios para establecer un ranking de los ancianos más enfermos y populares de España.

Marín ha utilizado toda la experiencia de su trabajo en el bar Los Muchachos, frecuentado por “ancianos de todas las edades”, para conocer a sus futuros usuarios y poderles ofrecer exactamente las herramientas que necesitan para su vida social. “No vamos a quedarnos en el aplicativo para comparar enfermedades, queremos usar el geoposicionamiento para que los ancianos lo tengan muy fácil para localizar y observar las obras en curso en sus alrededores. También hemos incluido un listado de mensajes predeterminados para sus conversaciones de chat y estamos diseñando emoticonos con arrugas para que se sientan más identificados con ellos”.

Entre los mensajes predefinidos que incluye Faceweak, destacan los siguientes:

– Es una pena lo de Sonsolessssss y su marido jajajaXDDD.

– Namás sé que de sufrir.

– Lo de mi nieta sí que síííí (menuda warra liarse con ese maromoooo).

– Mañana va a llover porque la pierna me está matandooooo WTF!!

– Estoy en una lista de espera de 10 mesesssss:((

– Es benignoooooooo genteeeee.

– Alguien se viene a mirar las obraaaasss de la calle Tudela??? Está “Hermanos Morata” de constructor residente ¡¡ES LA CAÑÑÑAAaa!!