Rocío Ramos-Paúl, presentadora del programa “Supernanny” que asesora a familias que tienen problemas con la educación de sus hijos, ha levantado la polémica durante la grabación de uno de los episodios de la próxima temporada. Tras pasar unos días ayudando a la familia Palacios, de Jaén, a lidiar con sus tres hijos, “Supernanny” les ha recomendado sacrificar al pequeño Marcos, de 6 años de edad.

“Hay un problema grave de disciplina en esta casa y el foco es Marcos. Sus hermanos se dejan influir por su carácter indomable y no se puede tolerar que por culpa de un tarado toda una familia viva en tensión”, sentenció la experta ante la mirada atónita de la familia. Luego se dirigió al propio Marcos, presente durante la charla, y le dijo que “se te ha acabado el chollo, moreno”. La familia Palacios considera exagerado tener que quitarle la vida a uno de sus tres hijos para resolver los problemas de convivencia. La presentadora insiste en que “hay métodos indoloros” y advierte de que “cuanto más crezca más costará deshacerse del problema”.

La presentadora argumenta que ha intentado aplicar todos sus conocimientos en el caso de la familia Palacios, procurando corregir malos hábitos y reforzando la autoridad paterna. “Hay niños traviesos, niños complicados, y luego están los pequeños hijos de puta que gozan humillando a la gente a los 6 años y a los 66”, sentencia Ramos-Paúl. La familia considera que “Supernanny” no es objetiva porque está “un poco quemada”. De hecho, comunicó la necesidad de sacrificar a la criatura justo después de que ésta le destrozara la falda con un tenedor. “Para mí sería más sencillo salir del paso con cuatro consejos inútiles pero estoy convencida de que Marcos tiene que ser eliminado. Este niño les ha salido mal y puede convertirse en un problema para la sociedad”, declara “Supernanny”.

Tanto la productora del programa como la cadena de televisión Cuatro se han apresurado a aclarar que “los consejos del programa no son de carácter obligatorio y cualquier decisión que tome la familia será responsabilidad suya”. Pese a ello, la presentadora se ha ofrecido “a llevar a cabo el sacrificio personalmente ocupándome de ese pequeño renacuajo con mis propias manos”. La madre de Marcos asegura que “desde que ella le amenazó, el niño está más calmado e incluso ha preguntado por el gato al que torturó hace unos días”. El padre ha dicho que “hagamos lo que hagamos, se hará todo a puerta cerrada”.