El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha confirmado esta mañana que en la Audiencia Nacional será posible jurar por Snoopy a partir del año que viene. Aunque en la actualidad los interrogados en los juicios no tienen la obligación de jurar sobre la Biblia o ejecutar rituales similares, se ha constatado de un tiempo a esta parte que “quizá por la influencia de las películas hay cierta propensión de la gente a hacer el paripé antes de declarar, como si hubiera que enfatizar de algún modo la veracidad de lo que se va a decir ante el tribunal”, explica Caamaño.

Con el fin de “evitar risas que no proceden cuando alguien dice ‘Juro por Snoopy ante este tribunal que esto va en serio y que no me estoy flipando'”, se ha decidido oficializar los juramentos “de carácter coloquial” para acercar la justicia a la realidad de los españoles. “Los cambios que ha experimentado la sociedad actual hacen que el interrogado se sienta más comprometido jurando por Snoopy que haciéndolo por la Biblia”, insiste el ministro.

Una encuesta encargada por el Ministerio de Justicia avaló la aplicación de la medida revelando que, aparte de Snoopy, la ciudadanía española está acostumbrada a jurar “por la gloria de su madre (35%), por los clavos de Cristo (35%) o bien por sus cojones (30%)”. En el caso de los juramentos testiculares, muchos encuestados reconocieron que les gustaría poder mostrar los genitales al tribunal agarrándolos fuertemente con la mano “igual que se hacía en Roma”. Todas estas alternativas serán contempladas y admitidas “salvo casos complejos como hacer posible lo de ‘que baje Dios y lo vea’, claro está”, matiza Caamaño.

El cuerpo de jueces ha visto con buenos ojos la relajación del protocolo del juramento, que se acabará aplicando a todos los juicios que se celebren en España si la medida funciona en la Audiencia Nacional. Muchos magistrados piden, eso sí, “que también los jueces puedan utilizar términos como ‘enchironar’ o ‘enviar al trullo’ y sustituir el martillo por unos bongos o algún tono de esos que vienen con el iPhone”.