Movistar ha decidido reaccionar ante las críticas de numerosos usuarios que no estaban satisfechos con el servicio de atención al cliente de la compañía, ofrecido a través del número de teléfono 1004. Para atender todas las quejas sobre la calidad de la asistencia telefónica, se ha habilitado el nuevo número 1005, al que también podrá accederse desde el 1004. Este nuevo servicio no ha conllevado la contratación de más personal porque los operadores que se harán cargo de él son los mismos que en estos momentos atienden en el 1004.

“Si el cliente llama al servicio 1004 y tiene problemas de comunicación o trato con la persona que le atiende, tendrá la opción de pedirle que le pase con el 1005. Este mismo operador aparcará entonces la incidencia concreta que estuviera intentando resolver y le preguntará al cliente por qué no está yendo bien la cosa y qué se puede hacer para que la comunicación fluya”, explica Movistar en una nota de prensa.

“Llamé al 1004 para que me ayudaran a configurar el router y acabé en el 1005 oyéndome decir a mí mismo lo de ‘No eres tú, soy yo’. Creo que es más rápido colgar y llamar varias veces al 1004 hasta que responda alguien normal. En el 1005 te acaban contando su vida, sus problemas de relación con el otro sexo, y si estás en la oficina te quita mucho tiempo”, explica uno de los primeros usuarios de este nuevo servicio. Otros clientes han tenido experiencias más extremas: “Le digo a la operadora que me pase con el 1005 porque no nos entendemos y va y me pasa con su madre, que me insulta y me dice que su hija se expresa perfectamente y que el idiota soy yo”, asegura otro testimonio.

La compañia no descarta que pronto sea posible también recurrir al 1005 para conocer, en tiempo real, el consumo acumulado de servicios que el cliente nunca ha contratado pero que se añaden igualmente a sus facturas.