El jurado del Festival de Cine de Cannes, que se celebrará el próximo mayo, ha recibido este año una enigmática cinta de origen español ajena a circuitos comerciales y distribuidoras. La película “Vídeo de la boda Ramón + Kati 18-04-2011” está dirigida por Ramón Suriñac, el mismo al que se hace referencia en el título. De hecho, el filme parece ser el reportaje de su boda, celebrada el pasado mes de abril. “Me convenció para enviarlo mi suegro, que dijo que nunca había visto nada tan bonito por la tele. Y me decidí por un festival de cine porque mi Kati es toda una estrella, tal y como demostró en el altar”, explica. “La pequeña pantalla se le queda pequeña”, añade.

La sorpresa la ha dado el jurado del festival, que contra todo pronóstico ha seleccionado “Vídeo de la boda Ramón + Kati 18-04-2011” para concurso. La edición francesa de la prestigiosa revista “Cahiers du Cinéma” no ha tardado en hacerse eco de una obra que, según los críticos, “explora los límites de la ficción porque se presenta como un documental con testimonios reales y sin embargo hay detalles que nos inclinan a creer que se trata de una trama con guión y actores”. En concreto, la crítica asegura que cuesta creer que haya ancianas capaces de comerse 37 gambas, en referencia a una escena de la cinta. “Además, hay personajes llenos de matices preciosos e hiperliterarios como la tía Esther, cuya única manera de comunicarse con su familia es dar collejas”, se explica en la revista.

“Hay secuencias preciosistas, como cuando toda la familia hace girar las servilletas al aire al presentarse los platos. Otras más crudas, como la pelea de los primos borrachos. En general, se muestra arriesgada y clásica a la vez, constituyendo un quejido sobre el hombre corriente. La banda sonora es una retahíla de canciones pop y pasodobles interpretada en directo por un hombrecillo ridículo manejando un organillo”, prosigue la publicación.

Los movimientos de la cámara cobran una importancia narrativa indiscutible. La cámara misma se convierte, de hecho, en un protagonista más como la tía Mari o el primo Guillermo en el marco de una trama coral. “La cámara se mueve de una manera caprichosa pero sorprendentemente expresiva” apunta un crítico de “Variety”. “Especialmente durante el plano secuencia en el que el primo Raúl, quien grabó la ceremonia, se olvida de apagarla y la deja colgando de su cuello: Durante hora y media solo se ve su barriga moviéndose al compás de su respiración. Nunca antes he visto algo tan arriesgado. Es una apuesta radical, sin concesiones, por la subjetividad”, insiste el experto.

“Vídeo de la boda Ramón + Kati 18-04-2011” está plagada de comentarios hechos por el mismo realizador, que ora explica los detalles más obvios como “Y aquí las flores, y aquí la iglesia, y aquí el cura” ora se atreve a dialogar con los protagonistas: “Primo, ¿te lo has pensado bien?”, grita el cámara al novio, que se limita a contestar con una sonrisa, visiblemente nervioso. Esa escena, que retrata la espera de la novia en la iglesia, ha sido la más aplaudida por el jurado, cuyos miembros la han definido como “15 minutos de un suspense agotador”. Los responsables del festival consideran que la película es reveladora “por su audacia a la hora de plasmar lo real como una pretensión que aspira a legitimar la digresión argumental”.

El fotógrafo de la boda, que también se encargó de grabar y editar el film, ha demandado a Ramón por presentar la cinta sin su permiso y por autoproclamarse director de la obra. Ramón ha sido tajante respecto a este tema: “Soy yo quien decidió casarse, es mi familia la que sale en la peli y fui yo quien le dijo que pusiera más transiciones en forma de estrella”. Sea como fuere, “Vídeo de la boda Ramón + Kati 18-04-2011” promete dar pie a la polémica.