Alvarito Bosch, estudiante de tercero de Primaria en el Centro Escolar Fumanchú de Móstoles (Madrid), ha vuelto a suspender las matemáticas tras cinco intentos fallidos en los que admite que “las medidas que se habían adoptado en el anterior trimestre se vieron finalmente superadas por la coyuntura actual, claramente desfavorable”. Aunque su padre asegura que “se pasa el día enchufado a la Nintendo y tocándose las pelotas”, Alvarito insiste en que “sin un amplio consenso, sin el apoyo de todos los demócratas y sin la voluntad expresa de emprender reformas en positivo no será posible afrontar el enorme desafío ante el que nos encontramos”.

La tutora del niño, Juana García, respalda el parecer del padre señalando que el alumno “no está motivado, no estudia y cuando se le piden los deberes amenaza diciendo que la lucha de clases tal y como la entendía el marxismo va a ser sustituida por la lucha entre la igualdad y la meritocracia”. La familia del crío se siente desprotegida ante la desfachatez de Alvarito: “Le calcé una hostia el otro día porque no podía más y me dijo que abriría una investigación”, declara la madre.

Tras consultar con el psicólogo del centro escolar, los padres de Alvarito Bosch llegaron a la conclusión de que su hijo había estado viendo el Canal Parlamento. “Pretende que creamos que es idiota y que por eso no puede aprobar las matemáticas. Se dedica a hablar como los políticos pero nosotros sabemos que es puro teatro y que inteligencia no le falta”, explica la madre del niño. Obviamente, Canal Parlamento ha sido desintonizado del televisor en casa de los Bosch.

Ajeno a las críticas, Alvarito ha anunciado que iniciará “una ronda de contactos con el cuerpo docente con el fin de llegar a acuerdos de base que permitan reconducir la situación desde el libre ejercicio de la democracia”. Sus padres confían en que no se le perdonará el suspenso y se niegan a financiar la campaña de su hijo. “Buscaré apoyos en las bases, que es donde está la auténtica militancia”, ha sentenciado la criatura mientras se dirigía a las clases de parvulario.