El plató del magazine televisivo “Sálvame” albergó ayer una conferencia improvisada sobre política monetaria europea después de que Belén Esteban, una de las más célebres colaboradoras del programa, introdujera el tema de la política fiscal en el marco de la Unión Europea al considerar que el asunto está siendo desatendido en los medios de comunicación generalistas.

“La tendencia actual es la de hacer gravitar los ajustes fiscales sobre el lado del gasto. La venta de activos del sector público tiene un límite evidente, sin olvidar que una contabilización correcta de tales operaciones impide su empleo a la hora de enjugar el déficit”, apuntó Esteban. Su defensa de una política económica de raíz keynesiana, basada en la confianza en el comportamiento autorregulador del sector privado, generó encendidas críticas por parte de sus contertulios, muchos de los cuales no dudaron en señalar que “decir eso es de hipócritas porque tú siempre has mirado por lo tuyo”.

Esteban tampoco tuvo inconveniente a la hora de criticar la política fiscal del Gobierno, al que, según ella, “le faltan huevos para afrontar la desaceleración económica recortando partidas presupuestarias que refuercen las opciones de convergencia a largo plazo de la renta per cápita española con la media comunitaria”.

El presentador del magazine, Jorge Javier Vázquez, se mostró indignado en varias ocasiones por el comportamiento de Belén Esteban, que alzó la voz y golpeó la mesa de debate especialmente cuando fue cuestionado su enfoque sobre la falta de músculo financiero de las empresas españolas. “Esto es un gallinero y lo que estáis diciendo es de vergüenza ajena”, se lamentó el presentador, que llegó a abandonar el plató unos minutos al considerar que se estaba ofreciendo un espectáculo bochornoso.