La psicóloga Andrea Gálvez ha iniciado una cruzada contra la sobreprotección infantil. Sus argumentos, expuestos en “Seres de goma” (Gedisa, 2010), le han valido el menosprecio de numerosos compañeros y asociaciones ciudadanas. Sin embargo, ella sigue empeñada en desautorizar el instinto maternal en una sociedad civilizada y lo hace apelando a los datos: “Los españoles gastamos anualmente 6534 euros en absurdos protectores para enchufes. Todo ese dinero lo podríamos invertir en ocio y cultura”, sentencia.

En el domicilio de Gálvez -poblado por tres criaturas de 1, 4 y 6 años de edad- no hay ni un solo enchufe protegido. Tampoco hay plásticos en los afilados cantos de las mesas y las ventanas del salón están abiertas “porque a mis niños les gusta salir a tomar el aire en la repisa”. Ante mi expresión horrorizada, la psicóloga argumenta con rotundidad: “Es un sexto piso. Te das cuenta al asomarte a la ventana. Y un bebé también se da cuenta. Si se tira es que es tonto. Pero lo es ahora y lo sería a los 40 años”.

Andrea se interesó por la obra de Charles Darwin al poco de ingresar en la universidad y está convencida de que “la paranoia de la sobreprotección está convirtiendo a nuestras crías en seres inadaptados”. Algunos aseguran que tiene una visión simplista y radical del darwinismo, pero ella insiste en que “la idea de que un bebé es como un coche caro que se puede rallar en cualquier momento da dinero a mucha gente. Los mismos que compran fundas para el iPhone compran máquinas absurdas para esterilizar chupetes. Ya va siendo hora de que tratemos a los niños con respeto, no como si fueran imbéciles o piezas de coleccionista”.

Con la fortuna de su marido -un multimillonario inglés que se encuentra en estado de coma voluntario- la entrevistada financió tres equipos de investigación que, según apunta en “Seres de goma”, han podido demostrar la capacidad que tienen los bebés para soportar condiciones de supervivencia extremas. “Trabajamos con un equipo de bebés voluntarios. Críos que gatearon sobre brasas, que soportaron varios voltios de electricidad atravesando su cuerpo y que llegaron a tragarse cosas que asustarían a un faquir”, explica Gálvez. Al parecer, los experimentos “sólo se cobraron seis vidas, es decir, ni siquiera un 10% del total de niños que colaboraron con nosotros”. Su conclusión es clara: mantener a los niños alejados de los peligros de la vida diaria es contraproducente y responde “a la superstición paterna que lleva a encerrar a los hijos en burbujas tan endebles como sus propias vidas”.

Todo esto me lo cuenta mientras comemos en la cocina de su amplio apartamento de la calle Serrano, en Madrid. Intento disfrutar del estofado pero Jorge, el más pequeño de los hijos de la entrevistada, insiste en acercarse con temeridad a la vitrocerámica. “Pasa de él. Cuando se fríen las rodillas por segunda vez ya aprenden a esquivar las zonas calientes”, apunta Andrea. Como se da cuenta de que sigo sin estar convencido, la mujer agarra el cuchillo que tiene en su mano izquierda y se lo lanza al pequeño. El bebé se tira al suelo para esquivarlo, chilla a modo de protesta y se refugia detrás de la lavadora. “Qué bueno es, el hijo de puta”, exclama la madre satisfecha. Incómodo por la tensión que se respira en el ambiente, decido no quedarme a los postres.

Domicilio de Andrea Gálvez.

- Ensalada verde.
- Estofado casero.

Total: cortesía de la entrevistada.

23 Comentarios de ““Un bebé aguanta temperaturas extremas””

  1. paucazorla dice:

    jajajajajja sublime!! estado de coma voluntario, que bueno es el joputa!

  2. Estrellita la Fantástica dice:

    Muy bueno, lo del sexto piso es GREAT.

  3. macarroncito dice:

    Totalmente de acuerdo con Andrea Gálvez. Soy un humilde socio suscriptor de “Seres de goma”. Los “detractores” lo único que pretenden es amariconar la especie. Y exceptuando algunos errores de la evolución sobre el color, la estatura, lugar de nacimiento, etc. ¿Cómo íbamos a demostrar si no, que existe una raza superior y más preparada?

    pdt/: Cómo ayudan a los lunes noticias como ésta. Sin desperdicio. ¡¡Chapó!!

  4. dyunk dice:

    Antes jugabamos a la pelota y al escondite en el parque con perros rabiosos (y sus restos orgánicos) a nuestro alrededor y no pasaba nada… que vuelvan aquellos tiempos gloriosos, LIBERTAD PARA LOS NIÑOS!!

  5. admian dice:

    Me encanta el mundo today… pero no me gusta nada esa foto… da mal rollo y no por el bebé precisamente…

  6. Jaume dice:

    Cojonuda la noticia tios, en el fondo hay que dejarles que se frian las rodillas de vez en cuando, si no salen alelaos!!!!

  7. Carlos dice:

    que bueno es el hijo de puta.

    A mi me educaron así y salí pa´ lante.

  8. Meca Nico dice:

    Mucho petimetre es lo que hay…

    Es como con los coches. Está demostrado que la correa de la distribución dura mas de 500.000 Kms. Hay que ser gilipollas para cambiarla a los 80.000. Con lo del aceite, las ruedas y el anticongelante pasa lo mismo, yo no los he cambiado nunca y mi Audi tiene más de cientocincuentamil kilometros.

    Cuando tenga hijos os vais a enterar… No pienso ponerle jamas el cinturón de seguridad, le dejaré que se mueva con plena libertad en el coche. Que se jodan los picolos!!!

  9. Nico Medes dice:

    Por cierto, hay algunos que se creen muy listillos porque ponen una foto en su comentario… pues que sepan que los demás no la ponemos porque no nos da la gana, no es que no sepamos.

  10. ricardo dice:

    Falta creatividad humoristica……………………….se lee un par de veces la pagina y aburre…..siempre lo mismo

  11. admian dice:

    A Nico Medes: si lo dices por mí, la verdad es que no lo sabía. Debe ser que esta web detecta si tu email tiene gravatar (gravatar es para registrar tu avatar con tu email).

  12. Darwan dice:

    Que bueno es el hijo de puta!

    Hacía tiempo que no me reía tanto con una de vuestras noticias. Simplemente sublime.

  13. Pacomeco dice:

    Casi me muero de risa, de verdad. He tenido que parar con lo de “…y que llegaron a tragarse cosas que asustarían a un faquir…” y salir a la terraza a que me diera el aire, me asfixiaba. Al fin comprendo esos casos de gente que muere de risa: http://es.wikipedia.org/wiki/Morir_de_risa. He tenido una tos espantosa y he dejado de pensar en esa frase, sino no podía parar de reír.

    Sublime lo de: “la idea de que un bebé es como un coche caro que se puede rallar en cualquier momento da dinero a mucha gente”. Supongo que el tener dos bebés en casa hace que esta noticia resulte más graciosa.

    Vais a acabar conmigo.

  14. Que no se ralle nadie, pero rallarse se ralla el pan, los bugas se rayan, salvo que lo quieras hacer virutas.

    Por lo demás, sublime. El crío que perece es que no merece llegar a adulto

  15. hola dice:

    “Como se da cuenta de que sigo sin estar convencido, la mujer agarra el cuchillo que tiene en su mano izquierda y se lo lanza al pequeño. El bebé se tira al suelo para esquivarlo, chilla a modo de protesta y se refugia detrás de la lavadora. “Qué bueno es, el hijo de puta”, exclama la madre satisfecha.”

    xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

  16. MakinillaDaFeito dice:

    :) Deberíais hacer un face-to-face con la supernani que hace pokito ordenó cargarse un diablillo… :)

  17. Gouel dice:

    Si señor, ya era hora que alguien dijera cuatro verdades sobre esos pequeños monstruos.

  18. Moderfoquer dice:

    Yo apliqué el método de esta psicóloga durante dos años con mi hijo mayor. Los dos primeros años era un sin parar, íbamos a urgencias un día sí y otro también, pero después la cosa se calmó y murió electrocutado, al fin aprendió que la vida no es una tontería. Con el segundo hijo, vistos los resultados del primero fue diferente. Como vimos que en el mayor no dio resultados, decidimos incrementar la dosis de peligro. Con un mes de vida ya le habían amputado dos brazos y una pierna, al día siguiente murió.

  19. Tonet el Tejero dice:

    Meca Nico, tú porque tienes un Audi, pero si yo no le cambiara la correa de distribución a mi Escort antes de que cumpla 40.000, tendría que ir andando …
    Eso, eso, caña a los putos párvulos …

  20. Pedro dice:

    Me tranquiliza el dato de que “Trabajamos con un equipo de bebés voluntarios…”, menos mal que así las asociaciones proderechos de la infancia podrán quedarse tranquilas. Los experimentos con gaseosa, ya se sabe.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Curiosidades | LA BARANDILLA - [...] “Un bebé aguanta temperaturas extremas” [...]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS NOTICIAS

Alfaguara rechaza el último libro de Saramago “porque es muy bajonero”

"NADIE LEE PARA SENTIRSE 'CHOF'", ARGUMENTA LA DIRECTORA DE LA EDITORIAL >>

Miles de catalanes hacen cola para adquirir el nuevo iPhone 5

RECLAMAN ELEGIR LA COMPAÑÍA SIN ABUSOS Y CON INDEPENDENCIA >>

Tàpies se pasa al tatuaje

LA CRISIS LE OBLIGA A RENDIRSE A LO COMERCIAL >>

Cientos de españoles se envían por mensajero para burlar la huelga de transportes

LOS MÁS PRECAVIDOS SE HAN ENVUELTO EN PAPEL DE BURBUJAS >>

Celebran las bodas de plata con una bronca homenaje en la que tocan viejos temas

RECUPERAN LOS YA MÍTICOS "NO MANIPULES" Y "A MÍ NO ME GRITES" >>