La Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó ayer por la mañana un nuevo logotipo -o mascota, según algunos medios de comunicación- que simbolizará la idea de la paz. Su cometido es acercar a los más pequeños los sentimientos de solidaridad, concordia y respeto entre iguales.

“Hemos querido buscar una nueva imagen menos abstracta que el viejo logo. Algo que motive a hacer el Bien y no a comprarse un Mercedes” explicaba a los periodistas Frank Macy, portavoz de la ONU. El resultado ha sido Peacychard, una simpática criatura que recuerda a un Pokémon de tipo tierra. Según la organización, Peacychard sería capaz de noquear a otras criaturas mediante su ataque eléctrico y podría soportar graves embestidas con su poder de bloqueo especial. “No queremos compararlo con Gandhi, pero sin duda es mucho mejor que una paloma blanca que come un trozo de no sé qué”, ha insistido Macy.

“Es todo un campeón. Esa es la paz que queremos. Una paz implacable y furiosa. Es devastadoramente pacífico este muchachote”, explicaba apasionado el portavoz. “Queremos que nuestros pequeños sepan que hay que darlo todo para lograr la paz y Peacychard se lo va a enseñar con sus locas, loquísimas aventuras animadas. Locas y violentas a veces, pero por el Bien”.

Además de una serie de dibujos, en breve la ONU comercializará merchandising y otros productos educativos protagonizados por Peacychard. De momento, se encuentran en fase de desarrollo cómics, pijamas y videojuegos. El primero de éstos será un “shooter” en el que Peacychard fulminará a todas las criaturas adversarias con sus abrazos mortales. El juego en cuestión costará 67 euros y será multiplataforma. La ONU insiste en que no es sólo el inicio de una rentable saga: promete que los niños que jueguen a él se convertirán en mejores ciudadanos.