Pilar Reyes, directora de Alfaguara, ha anunciado esta mañana que su editorial no distribuirá en España la última novela del escritor portugués José Saramago (Azinhaga, 1922) alegando que “la historia da bajona y está llena de metáforas que dan bastante pereza”. Ante la indignación que el anuncio ha generado en la comunidad literaria, Reyes defiende que “otra editorial se animará a darle salida en nuestro país. Bueno, esto de ‘se animará’ es un decir, porque insisto en que el hombre se ha descolgado con un texto francamente plomizo y triste. Pero sus acríticos lectores no quedarán huérfanos porque seguro que Alianza, que ya editó las paranoias de Albert Camus, recogerá el testigo”. Asimismo, la máxima responsable de Alfaguara ha pedido comprensión a la crítica literaria y al propio Samarago: “Tenemos todo el derecho a huir de la literatura bajonera y a buscar otros puntos de vista. Estamos en crisis y nuestros lectores huyen de ciegos, elefantes y cosas que de entrada ya cansan y deprimen”.

El contenido de la novela que Alfaguara ha rechazado no ha trascendido a la prensa, pero Pilar Reyes ha avanzado que “es el viaje iniciático de un hombre sin esperanza y no sé qué historias. Tiene ese tonillo grave y reconcentrado como de no haber disfrutado nunca de un gintonic”.

El representante del escritor portugués ha admitido que Saramago se siente “dolido e incomprendido, pero lo que más le duele es que la editorial española no conciba la posibilidad de que sus lectores busquen una mirada auténtica de las cosas desde la literatura, aunque ésta implique escenarios hostiles y contextos de sufrimiento y desazón”. Reyes ha insistido en que “siempre habrá otros que le sigan el rollo ese que se trae” y ha apuntado que “las palabras del representante en sí mismas ya dan bajona”.