Aprovechando la celebración del XXXI aniversario de la Carta Magna, el Gobierno ha anunciado la inminente reedición del texto constitucional con la intención de adecuarlo formalmente a los criterios actuales. Según el comunicado difundido esta mañana desde Moncloa, esta nueva edición tendrá una portada “tope de guapa” y fotos interiores que harán más agradable la lectura de un texto que, según reconoce el propio Gobierno, “a veces es un poco rallante”. Para el diseño de la cubierta se ha contado con el talento de Luis Royo, artista turolense que se caracteriza por la realización de unos dibujos sensuales y misteriosos “con los que la juventud en España se siente muy identificada porque aparecen en portadas de discos de heavy metal y videojuegos”.

Aunque no se ha modificado ningún artículo de la versión original de la Carta Magna, sí se han añadido algunas viñetas que contienen texto de refuerzo. En la página 347, por ejemplo, aparece el llamado “Rap del doctor Mengele”, cuya letra muestra con crudeza los horrores cometidos durante el nazismo “para que las nuevas generaciones no olviden que los derechos y las libertades que la Constitución defiende no son simple palabrería”.

La estrategia del Gobierno, que algunos representantes del Partido Popular han tildado de “ida total de tarro”, viene avalada por un estudio realizado el pasado mes de octubre por el Instituto Nacional de Estadística en el que se demostraba que “el 75% de los españoles menores de 30 años confunde la Constitución con ‘El Consorcio’, el grupo musical fundado por componentes de Mocedades”. El propio José Luis Rodríguez Zapatero se refirió entonces a la “imperiosa necesidad de acercar la Carta Magna a la juventud para que tome conciencia de lo que ese texto implica y representa”.

La nueva portada ya ha sido difundida en algunos foros de Internet y muchos internautas han declarado que es “molona y wapa”, especialmente “por la churri esa y la banderaca”. Alguno ha llegado incluso a confesar que “quizá lo leo si tiene viñetas”.