Los celíacos están de enhorabuena puesto que el Cartel del Norte del Valle, uno de los grupos de narcotraficantes más importantes de Colombia, ha anunciado que en breve pondrá en circulación cocaína sin gluten. La decisión satisface al fin una demanda histórica de los ciudadanos intolerantes al gluten, que hasta ahora han vivido condenados a no divertirse mientras veían a todo el mundo pasarlo bien.

“Hace tiempo que queríamos cubrir las carencias de este colectivo y para nosotros es un orgullo poder presentar un producto que, además, cuenta con el sello de garantía de la principal asociación de celíacos de España”, explicaba esta mañana por videoconferencia el narcotraficante sanguinario Pedro Escobar. “Que un narcotraficante tan importante como él nos escuche es motivo de alegría. Sobre todo para los que, como yo, tenemos hijos adolescentes que salen por ahí y no sabemos qué se están metiendo en el cuerpo” declara Rosa Marés, madre de un joven afectado por la enfermedad celíaca.

“El problema no es sólo que no haya mercancía adecuada sino que tampoco se etiqueta como es debido, por lo que nunca sabes si te estás chutando con algo perjudicial”, explica la presidenta de la Asociación Española de Celiaquía. En un celíaco, los productos no aptos producen severas lesiones en el sistema digestivo.

La Policía Nacional ha querido dejar claro que no debe tomarse esta decisión del cartel colombiano como un gesto amable hacia una minoría de consumidores, sino como un paso más en la estrategia de expansión de su mercado. De hecho, atendiendo a la buena acogida que tienen los productos “ecofriendly”, se puso a la venta el pasado mes de febrero heroína obtenida a partir de opio 100% ecológico. En las paperinas -de papel reciclable- se indica que no se ha usado opio transgénico ni insecticidas poco respetuosos con el medio ambiente.