Este movimiento sin precedentes ha cogido por sorpresa tanto a los aficionados del club madrileño como a los culés, que no saben exactamente a qué equipo seguirán a partir de la semana que viene. “¿Qué es lo que hace que el Madrid sea el Madrid y que el Barça sea el Barça? Esto es como si coges un bate de béisbol y le pones unos clavos oxidados en la punta para hacer más daño. ¿Sigue siendo el mismo bate o es ya otra cosa?” se pregunta un ultrasur.

Carles Puyol: “Tenía muchas ganas de que llegara ese día”

“Hay que ir poco a poco, no obsesionarse con los títulos y hacer equipo. Quedan dos semanas hasta que empiece la temporada, así que tenemos tiempo de sobra para hacer piña y trabajar como un solo organismo. Lo importante es que el Barça ha dejado de ser una amenaza para nuestro equipo y con esto ya tenemos mucho ganado” ha dicho el nuevo capitán del Real Madrid, Carles Puyol. Los jugadores del Barça empezarán a entrenarse por su cuenta a partir de hoy y se incorporarán al tour estadounidense del Real Madrid la semana próxima.

A Josep Guardiola la noticia le ha pillado en un retiro espiritual en un monasterio nepalí y no ha querido hacer declaraciones.