A Felipe todo le ha pillado por sorpresa. “Es cierto que dije que salía un momento en un tono muy afectado, pero es que acababa de ver un capítulo grabado de ‘Los hombres de Paco’ que era muy emotivo y quería salir a la calle para disimular las lágrimas. De hecho, tenía hasta tabaco en casa. Aunque claro, ya que había bajado, aproveché para comprar otro paquete”. Ahora se ha ido a vivir durante una temporada con su madre, respetando la nueva vida de su mujer pero esperando, en el fondo, “que la chispa del amor siga encendida, pues aunque al principio todo fueron alegrías también es cierto que ellas han rehecho su vida. Esperaré lo que haga falta”, dice Felipe, “pero sueño con que a la hora de comer la cosa ya esté solucionada”.

La Policía, que no cesó en su búsqueda en ningún momento, ha establecido una cronología de los hechos:

21:30 Felipe sale a por tabaco, sin mirar atrás.

21:32 Su mujer, desesperada, pone fotos suyas en el rellano por si alguien lo ha visto.

21:34 Su hija se despierta tras un sueño agitado con el presentimiento de que algo terrible ha pasado.

21:35 La mujer de Felipe tira a la basura el cepillo de dientes y dona la ropa de su esposo a la caridad, aunque no es capaz de deshacerse de la alianza todavía.

21:36 La madre presenta a su hija su nuevo novio.

21:37 La mujer de Felipe se quita, finalmente, la alianza.

21:38 La hija, tras una etapa difícil provocada por el sentimiento de culpa por la marcha de su padre, es capaz de llamar “papá” al nuevo marido de su madre, que ha decidido definitivamente rehacer su vida y mirar adelante.

21:40 Felipe es declarado oficialmente muerto.

21:42 Felipe regresa a casa.