El autor en Granada.
El escritor británico Martin Amis aprovechó la celebración en Granada del Mapfre Hay Festival Alhambra para instruir a sus seguidores “en el arte de la mirada penetrante, que es la clave de la escritura hoy en día”. Amis contó con la colaboración de un experto fotógrafo ante el cual posó sin tapujos frente a una audiencia que, enfervecida, gritaba “¡Ole!” y “¡Torero!”. El autor demostró así que “no hay literatura sin proyección pública y dicha proyección es la proyección de una mirada”. Dicho esto, clavó sus ojos en el público que, de nuevo, exclamó “¡Ole!” y “¡Torero!”.

El curso intensivo de miradas interesantes incluyó también algunas reflexiones adicionales sobre el lenguaje del escritor. “En concreto, sobre las declaraciones públicas del autor, que tienen tanta importancia como el escritor mismo porque sin ellas el libro no trasciende”, apuntó.

Amis en una mirada interesante de archivo.
Amis en una mirada interesante de archivo.
Como ejemplo de una buena declaración ante la prensa durante la promoción de una obra, Amis se refirió a su polémica tesis de que los españoles deberían estar agradecidos a ETA por el asesinato de Carrero Blanco. “De camino a España dudé entre esta afirmación y la de que Castilla la Mancha es como una puta. Ambas eran polémicas, que es lo que interesa, y ambas aludían al país de acogida, cosa que también es imprescindible. Pero pensé que ETA es siempre un valor seguro” explicó, siempre con la mirada fija en el entregado auditorio, que siguió exclamando “¡Ole!”, “¡Torero!” y “¡Castilla la Mancha!”.