Tom Cruise ha aterrizado en Madrid para la presentación de “Valkiria”, que se estrena este viernes. En esta superproducción de Brian Singer, Cruise se mete en la piel del coronel alemán Claus von Stauffenberg, un oficial que trató de matar, sin éxito, a Adolf Hitler en 1944 con la intención de derrocar el régimen nazi. Tras la rueda de prensa, ha concedido una entrevista en exclusiva a El Mundo Today.

Me gusta mi trabajo, te da la oportunidad de ser un héroe a veces

Kike García. ¿Qué tal le ha sentado vestirse de nazi?

Tom Cruise. Al principio me lo tomé… uf. Pero bueno, era imprescindible para hacer mi papel más creíble.

KG. ¿Y lo del parche?

TC. Fue idea mía. Me gusta sugerir ese tipo de cosas, no sólo me ayudan a meterme en el personaje sino que además logro que se fijen menos en mi cara. Temía que se me reconociera y con el parche en el ojo y el peinado mi rostro parece otro.

KG. ¿Qué cree que aporta esta última aventura a su carrera?

TC. Bueno, me gusta mi trabajo, te da la oportunidad de ser un héroe a veces y esto era un nuevo reto. Eso por un lado me divierte, no me gustan las cosas fáciles. Pero por otro lado lo importante es que alguien tiene que hacerlo. Era una obligación moral y yo me ofrecí voluntario. Aunque quizá otra persona lo hubiera hecho mejor, no lo sé. Era difícil y no lo he conseguido. Esta vez no. Lo siento, he fallado.

KG. ¿Cree que su público se sentirá defraudado?

TC. Mi público, mis hijos… todos. Usted mismo, lo siento. He decepcionado a todo el mundo, ¿verdad?

KG. No parece contento con su actuación.

TC. ¿Contento? Teníamos que matar a ese hombre, Hitler. Es un maníaco, sólo Dios sabe de lo que es capaz. Cuando lo de aquella invasión alenígena, ¿lo recuerda, verdad? Pues aquella vez estuvo realmente cerca, pero la suerte estuvo de nuestra parte y todo volvió a la normalidad. Pudimos con aquellas bestias y, sin embargo, apenas hemos conseguido despeinar a ese alemán con bigote.

KG. ¿Usted cree que ha estado realmente en la Alemania nazi, que se ha infiltrado entre los altos mandos para asesinar a Adolf Hitler pero que ha fracasado?

TC. ¿Tiene algo que reprocharme? Me he jugado el tipo esta vez. Muchos y muy buenos muchachos han dado sus vidas por salvar Europa… Si hubiera tenido uno de aquellos cazas F-14, el desenlace hubiera sido distinto, se lo aseguro.

KG. Estoy convencido, pero usted no entiende…

TC. No, es usted quien no lo entiende. Hitler es un enfermo, tiene cosas horribles en la cabeza. Está loco, completamente loco. Es capaz de cualquier cosa si no logramos detenerle. Me siento tan solo…

En su próximo trabajo, Cruise es un agente de la CIA acusado de colaborar con los rusos.