Dice que lucha por los que no tienen voz. Literalmente. Conocida en el negocio de las funerarias norteamericanas como “pesadilla Trainer”, Cynthia Trainer lucha desde hace más de diez años para que se respeten las últimas voluntades de los muertos “en una época en la que se huye del compromiso”.

Pide un consomé y nada más: “tomo las cosas de una en una y separadas en el tiempo. Imaginar que se mezclan en mi estómago me produce arcadas. ¿A usted no? Lo suyo es una sopa de Coca-Cola con arroz y tomate”. Es quisquillosa y no perdona una. “Todo empezó en 1999 cuando visité la tumba de mis padres. Había crecido un arbusto entre ambas y no podían verse las caras. Ellos habían pedido ser enterrados de manera que se pudieran ver el uno al otro. Las autoridades me dieron la razón y eso me animó a seguir con otros casos”.

Alcanzó la fama cuando ganó un pleito contra la empresa Stevenson Brothers, que fue obligada a trasladar cincuenta cadáveres enterrados en el cementerio de Martha’s Vineyard. “Aquella gente había pagado más dinero a cambio de una tumba con vistas al mar. Cuando construyeron el hotel de doce plantas, aquellas vistas al mar desaparecieron, pero los muertos seguían allí, reposando delante de una pared de cemento. Estaba claro que debían ser trasladados”. Después de haberse realizado el traslado, Trainer exigió que se inspeccionaran uno a uno los cadáveres, afirmando que tenía la temible sospecha de que muchos de ellos se habían enterrado al revés, es decir, de espaldas al mar. A raíz de aquella inspección, tuvieron que enterrarse de nuevo seis cadáveres. Y Trainer pasó a ser odiada por muchos y adorada por otros tantos.

“Me temo que mi marido era de los primeros” confiesa Cynthia Trainer moviendo compulsivamente la cucharilla sumergida en el consomé. Como si hubiera recordado algo importante, agarra el bolso y saca de él una urna funeraria. La planta encima de la mesa. El camarero contiene a duras penas los ojos dentro de sus órbitas. “Se lo presento. James Braid. En vida no se hubiera mostrado mucho más entusiasmado al verle”. El señor Braid, al parecer, “no soportaba mi lucha por la dignidad de los muertos, les tenía celos, era muy infantil”. Por eso, a modo de venganza, dejó escrito que, al morir, quería que sus cenizas fueran esparcidas “en internet”. “Y se va a fastidiar, porque voy a conseguirlo” promete su esposa. Se ha reunido con gente de Google, de Microsoft e incluso con Alex Tew, creador de Facebook. Nadie ha podido convencerla de que es imposible esparcir cenizas en la red de redes, a no ser que sea de forma simulada, metafórica. Ha venido a España a reunirse con Julio Alonso, responsable de la red de blogs Weblogs SL. “Parece un señor afable y responsable. De los que no escupen a los muertos, vaya”. Si Alonso tampoco le da opciones, seguirá recorriendo el mundo, incansable, acarreando a su esposo en el bolso.

Restaurante Moper

-Consomé con yema.

-Arroz a la cubana.

-Coca-Cola Light.

Total: 14’20€.

7 Comentarios de “Cynthia Trainer: “lucho por esparcir las cenizas de mi esposo en internet””

  1. jacarma dice:

    Creo que tengo una posible solución. Podría convertir las cenizas de su marido en diamantes (ver aquí), luego utilizar los diamantes para construir microchips (ver aquí) y con ellos construir varios routers. Luego debería donar esos routers a varias empresas de las que mantienen la infraestructura de la red (por ejemplo Level3.net) para que los instalasen. Un poco caro pero puede servir como venganza.

  2. estropajo dice:

    que suelte las cenizas en el aceleredador de partículas y una vez convertidas en energía que se las meta por el router. que patente un cementerio online, gracias al ciplastro de su marido ella se podría forrar y los muertos podrían estar donde les viniera en gana sin miedos de ningún tipo, cosa harto comprensible que nos ocurre a todos cada día y que pocas veces por no decir casi ninguna o ninguna solemos satisfacer y, si es así, a duras penas casi siempre y lamentándolo durante algunas semanas. voto por suiza.

  3. sergio dice:

    Que lo escanee…

  4. La respuesta del acelerador de particulas es la idonea, todo se puede reducir a datos. como en el teletransporte de star trek, basta con no reintegrar esa materia, sino distribuir esos datos enla red. Yo es lo que quiero hacer conmigo en vida en cuanto sea posible, cambiar mi consciencia a un soporte mas duradero ( con los back up de rigor y la fuente de alimentacion de emergencia, claro está.

  5. Giro Sintornillos dice:

    Bien puede meter las cenizas en un molinillo hasta que queden totalmente pulverizadas y luego soplarlas a traves de la fibra optica, así van a llegar a la internet pero tiene que cuidarse de que no la pillen o dirán que estaba enviando correo basura.

  6. Josep dice:

    Olé por los ciudadanos que luchan por sus derechos y no se dejan ningunear.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias....
  2. Cynthia Trainer: “lucho por esparcir las cenizas de mi esposo en internet” [humor] - [...] Cynthia Trainer: “lucho por esparcir las cenizas de mi esposo en internet” [humor]www.elmundotoday.com/2009/02/cyntia-trainer-lucho-esparcir-c... por CosaFina hace pocos segundos [...]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS NOTICIAS

La Guardia Civil consigue abatir a la última conga de Nochevieja

CONCLUYE LA OPERACIÓN TRAS 15 DÍAS DE CACERÍA >>

Ya sobrio, Depardieu no recuerda haberse nacionalizado ruso

RENIEGA DE SU ÚLTIMA FILMOGRAFÍA "PORQUE IBA PEDO" >>

Sale a la venta el nuevo “Trivial Pursuit LOGSE”

ESTÁ ADAPTADO AL NIVEL DE LOS QUE SIGUIERON ESE PLAN DE ESTUDIOS >>

Descubren una ducha con 278 botes vacíos de champú

EL OLOR DULZÓN SE EXTENDÍA POR TODO EL INMUEBLE >>