El cantante ha aprovechado la presentación en España de su autobiografía para visitar las instalaciones deportivas del Real Madrid en Valdebebas, asistiendo a los entrenamientos del equipo. Aunque ha insistido en acceder a la zona de los vestuarios, se le ha denegado el acceso “solamente por la política del club, muy recelosa respecto al espionaje industrial”. Los representantes del artista han apuntado también el interés de George Michael por visitar “alguna escuela o un gimnasio donde entrenen toreros”.